PRESIDENTE DE ANGR EN PROGRAMA «ESCALA EN PARIS» DE RADIO FRANCIA INTERNACIONAL

  • By admin
  • junio 8, 2022
  • 0
  • 330 Views

JEAN PAUL BENAVENTE: “PERÚ, UN GOBIERNO DEBILITADO POR LOS ATAQUES QUE HA RECIBIDO Y POR SUS PROPIOS MÉRITOS”

El periodista Braulio Moro del programa ‘Escala en París’ de radio Francia Internacional entrevista al gobernador regional del Cusco, Jean Paul Benavente García.

“Machupicchu, el pulmón turístico de Perú ha recuperado gran parte de los viajeros, ausentes durante los casi dos años de pandemia. Llegan así importantes recursos para el desarrollo del departamento que es también uno de los tres donde se registran más conflictos socio ambientales.

Jean Paul Benavente, gobernador del Cusco, juzga que “se requiere una actuación más firme, de hablar con autoridad, como Estado, pero también abrir un diálogo en el cual las comunidades se vean atendidas”.

No es fácil encontrar un hombre político que acepte arriesgar un juicio que muy seguramente provocará revuelo en su país. Menos, cuando encabeza una región estratégica, la región del Cusco, y al mismo tiempo es presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales del Perú, Jean Paul Benavente, gobernador de Cusco, es el invitado en esta ocasión de Escala en París.

Con él hablamos de la recuperación del turismo y los proyectos para desarrollar ese sector de la economía peruana; pero también de la multiplicación de conflictos socio ambientales derivados de la actividad minera, de la crisis que atraviesa el país, y del riesgo que el presidente Pedro Castillo no termine su mandato. “Hay mucho ruido político y lo único que queda es unidad nacional y poder trabajar de la mano”, afirma.

La elección de Jean Paul Benavente fue en 2019, poco después se declaraba la pandemia del Covid-19 en su país. “De un momento a otro la plaza central de Cusco, la plaza de armas, el mismo Machu Picchu se vieron vacíos, sin turistas. Obviamente en el tema sanitario, y en el tema de salud hubo un impacto fuerte en el país, en mi región, porque estructuralmente había deficiencias y debilidades. Además de atravesar esa crisis sanitaria hemos atravesado una crisis política y económica. Hoy en día estamos buscando una reactivación económica y una reactivación del turismo», apunta.

Un retorno a la normalidad

La situación ha vuelto a una suerte de normalidad, y como era de esperarse, miles de personas se han precipitado para ir a visitar la que es considerada, después del 2007, una de las siete nuevas maravillas del mundo. «Estamos retornando a los números pre pandemia. Ahora mismo esperamos cerrar el año con 60 a 70 por ciento de la cantidad de turistas que llegaban en 2019. En ese año teníamos un millón 600 mil turistas en Cusco, y a partir de ello obviamente queremos superarlo, pero para eso tenemos que trabajar en las condiciones de conectividad, pero también de conservación y preservación de nuestro patrimonio cultural y natural”, responde.

Uno de los grandes desafíos para Cusco como para el resto del país es el calentamiento climático. «Es un tema de preocupación mundial. Espero que la COP26 pueda hacer algo más de lo que ha acordado hacer. Hace dos años más o menos hemos sufrido un aluvión, un deslizamiento de uno de los nevados más importantes que es el Salkantay. Este año también hay otro nevado que ha tenido deslizamientos y nos preocupa la pérdida de los glaciares en nuestro país. Para eso, lo que estamos haciendo son trabajos de siembre y cosecha de aguas, que significa forestación y reforestación en las cumbres, para hacer un trabajo más adecuado en las cabeceras de cuenca. Mientras tanto nuestra tarea es generar el ecosistema mínimo adecuado para garantizar por lo menos la protección a nuestras grandes cordilleras», cuenta.

Conflictos socio ambientales

El Departamento del Cusco, en el sureste de Perú, cuenta con gran cantidad de recursos naturales; al mismo tiempo es una de las tres regiones del país que registra mayor número de conflictos socio ambientales, en concreto por la actividad minera.  Preguntamos ¿qué hace su gobierno para resolverlos y, más importante, para prevenirlos? Jean Paul Benavente recuerda que en su región se encuentra la zona de Camisea, «la fuente principal de abastecimiento de energía en mi país. Un corredor minero que nos ubica en el segundo lugar en Latinoamérica en producción de cobre y otros minerales. Se han suscitado alrededor de estas industrias extractivas conflictos sociales, sobre los cuales, en mérito al diálogo y a la posibilidad de lograr una gobernanza en nuestra región con nuestras comunidades, hemos logrado ir resolviendo, coordinando con las comunidades; no obstante, este es un tema de competencia nacional, hay el gobierno nacional que debe intervenir y hasta ahora hemos visto poca actuación, no ha habido solución a los problemas».

No es una situación nueva, los primeros conflictos derivados de la actividad minera comenzaron hace 15 años. De acuerdo con un informe de la Defensoría del Pueblo, en 2021 se registraron 22 conflictos en el departamento. «Hay unos enclaves mineros que pertenecen a mi región, y otro que pertenecen a nivel nacional, el corredor. Y eso es porque se requiere una actuación más firme, hablar con autoridad como Estado, pero también de abrir un diálogo en el cual las comunidades se vean atendidas y podamos llevar desarrollo a esas partes de mi región», demanda.

Recientemente la población local protestó para denunciar la contratación de extranjeros para resolver disputas territoriales. En particular acusaron a personas de origen venezolano de estar involucradas. «Sí, ha habido la confirmación de la presencia de algunos de ellos, pero lo más importante es darle solución cumpliendo los compromisos, tanto las empresas como el Estado peruano».

La frágil presidencia Castillo

Jean Paul Benavente es presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales.  ¿Qué evaluación hacen los gobernadores peruanos del mandato del presidente Pedro Castillo?

“Es un gobierno muy debilitado, quizá por los ataques que ha recibido, y también por sus propios méritos. Y lo que queremos es coadyuvar a que se pueda acelerar un proceso de inversiones. Hay una necesidad imperante en Perú y otros países del mundo en reactivar su economía, generar empleo, ingresos, y para eso hay que apalancar la inversión privada que, justamente, si llega a un país es porque hay menos ruido político. Pero con todo ese ruido que hay en mi país obviamente se está estancando el crecimiento de la inversión privada. Por lo que nos toca a nosotros como gobernadores es más bien impulsar la inversión pública sobre la cual hay que generarle conectividad, servicios básicos, cerrar brechas sociales de acceso a agua, educación, salud y carreteras, para impulsar por ejemplo temas como el turismo”, responde el gobernador.

En once meses de gobierno el presidente Castillo ha cambiado cinco veces su gabinete. El último duró apenas 72 horas. En abril pasado el gobernador del Cusco propuso un pacto político de alcance nacional “para superar la crisis”.

Un pacto que se inscribe en el «acuerdo nacional»: «Hace cerca de veinte años que se ha logrado gestar esta institución donde participan distintas instancias del gobierno, distintos sectores y partidos políticos, así como la Academia, colegios profesionales, el sector privado, el sector agrario, los trabajadores».

La propuesta en el marco de ese “acuerdo nacional” es tratar de resolver «el tema de la corrupción que obviamente afecta a los países y particularmente al mío y un deslinde contundente de la parte del presidente en esos aspectos era para nosotros importante».

También propone que «haya una apertura a convocar a distintos profesionales que puedan integrar las carteras ministeriales; con ello darle tranquilidad, estabilidad y gobernabilidad al país».

Y «obviamente ponernos a trabajar con el congreso de la República, que es el otro poder del Estado que genera este conflicto; y, por lo tanto, ahí, lo que nosotros entendíamos, es que en vez de estar preocupados en una vacancia del presidente era mejor darle una salida, porque ni uno ni otro quieren irse. Entonces, mejor, demos una salida en unidad nacional, generando reformas económicas y políticas que hacen falta hoy día».

A Jean Paul Benavente le preocupa que el presidente Castillo no concluya su mandato: «Alguien decía que en esta crisis la salida es que no hay salida. Todos quieren quedarse y sin embargo quieren seguir en crisis. Por lo tanto, lo que nosotros hemos señalado es, si no hay más salida lo único que queda es unidad nacional y poder trabajar de la mano».

RECONOCIDOS POR SU ATENCIÓN

Miércoles 8 de junio de 2022 

Oficina de Imagen Institucional y Relaciones Públicas